¿Quieres montar tu propia heladería?

Te explicamos cómo poner en marcha tu propia heladería

La tendencia del consumo del helado es cada vez mayor, ya no se asocia sólo al verano y se sabe que los helados pueden ser un alimento sano, ya que aportan calcio, proteínas y vitamina B2 entre otras propiedades alimenticias. Además, el helado es un producto asequible para todos y cada vez más se consume en cualquier momento del año.

Pero, ¿te decides por una heladería industrial o artesanal?

Para montar una heladería artesanal no es necesario experiencia, basta algún curso preparatorio como los que organizamos en Gastromat y una inversión inicial de entre 150.000 y 200.000 euros. Depende de la ubicación y la dimensión del local, pero recuerda que aparte del espacio para el público, necesitarás disponer de unos 70 m2 de obrador y equiparlo con una cámara de congelación y almacén para las materias primas, envases, etc. Además, en Gastromat podrás comprar maquinaria para elaborar helados artesanos nueva o de ocasión, según tu presupuesto y necesidades específicas.

Aunque la inversión será mayor, fabricar tus propios helados artesanos te proporcionará mayores ingresos, aparte de la satisfacción de elaborar un producto único y diferente al del resto de heladerías. También puedes comprar inicialmente los helados a un proveedor y, a medida que se consolide tu negocio, lanzarte a fabricar tu propio helado. Esta es una buena opción para soportar mejor las pérdidas habituales de cualquier negocio durante los primeros meses.

Si, por el contrario, te decides por una heladería industrial, podrás comprar directamente los helados a proveedores o establecerte como franquicia. Con una inversión inicial menor, desde 35.000 a 160.000 euros, si decides franquiciarte, la marca te indicará las características que debe tener el negocio, como las dimensiones del local, su ubicación, la inversión inicial, los cánones de entrada y de publicidad… En caso de vender helados ya fabricados, la inversión inicial aún será menor, sólo deberás comprar lo necesario para almacenar tus helados y equipar tu negocio a tu gusto.

¿Un mostrador para la venta o una heladería con mesas?

Depende de la zona donde establezcas tu negocio, será más recomendable la venta directa de helados o poner algunas mesas o incluso una terraza para su consumo. Esta es la mejor opción, aunque el pago por ocupación de la vía pública varía mucho entre unas localidades y otras.

¿Abrirás todo el año o sólo los meses de verano?

Los helados están dejando de ser un producto estacional y cada vez son más los negocios que abren durante todo el año. Aunque depende de la ubicación del local, normalmente las heladerías artesanales abren sólo los meses con mayor afluencia de clientes, de marzo a noviembre, en los cuales deben alcanzar un gran volumen de ventas para lograr cubrir los meses de cierre. Sin embargo, cada vez más heladerías artesanales y sobre todo franquicias se mantienen abiertas al público durante todo el año. El secreto es potenciar el consumo de helados en cualquier momento y además ofrecer productos complementarios a la venta de helados para incrementar la rentabilidad anual y servir de apoyo a la venta en los meses en los que se venden menos helados.

¿Te atreves a montar tu propia heladería?

En Gastromat te ofrecemos un servicio de asesoría integral, además de la venta y el servicio técnico de toda la maquinaria y los ingredientes necesarios para tu heladería. Pide una cita con nuestro personal experto sin compromiso, contacta con Gastromat llamando al 937 298 896 o envía un e-mail a info@gastromat.com.


Web alojada en Endeos.com