Los panellets, un dulce tradicional de las regiones de Cataluña y Baleares, se preparan para consumirlos el día 1 de noviembre, festividad de Todos los Santos, también conocida como la Castañada en Cataluña, Baleares y Aragón. Elaborados con una masa dulce a base de azúcar, almendra cruda molida, huevo y ralladura de limón en muchos casos para que tengan una textura más esponjosa, que posteriormente se hornea y se deja enfriar. Actualmente existe una amplia gama de panellets, aunque los más populares son los recubiertos de piñones, o los elaborados con coco, chocolate, café o membrillo.

Aunque sigue habiendo incertidumbre sobre el inventor del panallet, todo parece indicar que su origen se encuentra en los antiguos cultos funerarios. Era en este tipo de eventos donde se llevaban panecillos pequeños como ofrenda en la iglesia o en las tumbas de los difuntos.

Por otra parte, también se cree que quizás fueran los árabes quienes crearon esta tradición por su tipo de masa, pero los primeros indicios que se tienen sobre los panellets son de finales del siglo XVIII. En un principio, eran elaboraciones que se hacían en las masías tras la recolección de los frutos secos. Pero estos dulces fueron evolucionando y más tarde se podían adquirir por Todos los Santos y después de celebraciones religiosas, pasando a ser considerado un alimento bendito.

Su composición con un alto contenido calórico, junto con las castañas y los boniatos, hace que sea el producto ideal para las largas y frías noches del día de Todos los Santos (1 de noviembre) y el Día de los Difuntos (2 de noviembre). Actualmente, esta tradición de comer panellets para Todos los Santos todavía se mantiene viva a diferentes comunidades, como Cataluña, Aragón, Valencia y Baleares.

Aunque la variedad tradicional de piñones supondrá un 75% de las ventas, algunas pastelerías apuestan también por panellets más innovadores, como el de crema catalana, castañas o con cobertura de chocolate.

Este año, el Gremio de Pastelería de Barcelona espera mantener las ventas respecto del año pasado, que están estables desde hace años. La previsión es despachar unos 250.000 kg. A pesar de las nuevas tendencias, los catalanes lo tienen muy claro: el de piñones sigue siendo el preferido con diferencia por encima de cualquier otro. Según datos del Gremio, más del 75% de los panellets que se venden son de esta variedad.

Para aquellos que son más clásicos, encontrarán en las pastelerías de Cataluña los panellets de piñones, almendra o coco. Pero también habrá novedades para los que quieran innovar y probar nuevos formatos. Entre las propuestas más innovadoras, encontramos los panellets de castaña, de frambuesa deshidratados recubiertos con chocolate blanco o negro, de crema catalana o el músico. Además, para los paladares más exquisitos, cabe destacar la creciente tendencia a cubrir de chocolate este dulce de otoño, simulando ser un bombón.

Se escoja la variedad que se elija, desde el Gremio de Pastelería de Barcelona se recomienda apostar por los panellets artesanos de pastelería, que son los que garantizan la receta tradicional elaborados con ingredientes locales y de la máxima calidad, sin conservantes ni colorantes, a diferencia de los panellets industriales.

En Gastromat somos expertos en maquinaria profesionales para pastelerías, somos distribuidores y ofrecemos asistencia técnica de las principales marcas del mercado. Contacta con nosotros y te ayudaremos a elegir la maquinaria más adecuada para tus necesidades y presupuesto. Para más información, llama al 937 298 896 o envía un e-mail a info@gastromat.com.


Web alojada en Endeos.com